12 Octubre 2016 Escrito por: 

EDITORIAL

El debate que viene en este país versa sobre inseguridad, de nueva cuenta, pero ahora no se trata de delincuentes, sino de las formas para defenderse de ellos, como se plantea con la iniciativa para abrir la posesión de armas a civiles.

Es el senador panista, Jorge Luis Preciado, quien pone el cascabel al gato, justo cuando surgen diferentes formas de autodefensa y en medio de un clima de impotencia generalizado ante impunidad de delincuentes.

El legislador plantea modificar el artículo décimo constitucional para posibilitar a los ciudadanos a poseer armas en casas y en carros, con más apertura que la que se tiene en la actualidad.

Los argumentos del diputado panista tienen su antecedente en la Segunda Enmienda de la Constitución de Estados Unidos, pues dispone que siendo necesaria una milicia bien ordenada para la seguridad de un Estado libre, no se violará el derecho del pueblo a poseer y portar armas.

Acompañada de cifras que dan cuenta del aumento en los hechos de violencia que se registran en el país y en lo que denomina incapacidad del Estado para contener a los delincuentes, la iniciativa de Preciado plantea que el Senado incluya en el artículo 10 de la Constitución que los ciudadanos pueden portar armas; poseerlas en su casa, en sus negocios y en sus automóviles; es decir, estar armados.

A decir del congresista, la reforma es para que el delincuente sepa que si se mete a un negocio, si se mete a una casa o detiene un auto, él también corre el riesgo de que la persona esté armada y pueda usarla en legítima defensa.

También hizo pública su propuesta para reformar la Ley Federal de Armas de Fuego y Explosivos para establecer que, tanto el negocio de una persona como su automóvil, es una extensión del domicilio particular.

La propuesta incluye que todo aquel que quiera un arma deberá hacer solicitud a la Sedena y ser sujeto a exámenes de diverso tipo, a fin de verificar su estado físico y mental.

Amén de los pros y contras que tiene esta iniciativa, en general se trata de una reacción del diputado ante expresiones cada vez más comunes sobre la necesidad de abrir la posesión de armas y esto tiene que ver con que el Estado mexicano falló en su obligación de resguardar a los ciudadanos y contener a los delincuentes.

Por eso el ciudadano está buscando opciones, por eso las autodefensas, el mercado negro de armas y por eso es necesario que se analice la propuesta de forma seria, no para deslindar al gobierno de su responsabilidad de dar seguridad, sino para determinar si el país está preparado para armar a sus ciudadanos como forma de protegerse y no aumentando los riesgos.

 

El Vigía

Libero tellus sit ipsum ante eu Curabitur nibh Sed Pellentesque nisl. Nibh quis laoreet mauris mi est quis nibh porttitor.

Website: www.joomlart.com

Deje su comentario

Asegurese llenar los campos marcados con (*) donde se indica. No se permite código HTML.