29 Agosto 2017 Escrito por:  Nota por Karla Montaño Berrelleza |

Mientras a Rosa la asesinaban, elementos de la Policía Municipal de Guaymas se encontraban a unos metros de su casa, por un reporte de violencia.

David Anaya Cooney, titular del Centro de Control y Comando de la Secretaría de Seguridad Pública, confirmó que a través del C4 se atendió un llamado.

Fue a las cinco de la mañana del lunes, cuando la vecina de Rosa A. llamó al 911 para denunciar ruidos y violencia en la casa de al lado, en la calle San Francisco de la colonia Misioneros.

Se trataba de La agresión a una joven de 26 años con 6 meses de embarazo que fue golpeada y asesinada a esa hora.

La radioperadora del C4 abrió tiket y canalizó el reporte a la base de Guaymas, en un minuto.

Jesús Serna, operador de turno envió a la unidad de patrullaje 172 a cargo de Félix Alfaro, en 12 minutos.

Los agentes policiacos llegaron a la calle San Francisco pero no a la vivienda señalada por la reportante.

La mujer proporcionó nombre de calle, señas de las casas cercanas, una de ellas color ladrillo, además del nombre de la colonia, color de casa y deja.

Los agentes policiacos no encontraron la vivienda y el llamado fue desestimado.

Para el C4 Sonora, el tiket del reporte se cerró con una revisión en la vivienda, pero en el C4 Guaymas el llamado fue desestimado porque no se encontró el domicilio, alrededor de las 05:45 horas.

Fue a las 09:20 horas cuando la hermana de la víctima la encontró muerta dentro de la casa.

Los vecinos señalaron que la policía municipal no acudió al llamado.

La omisión en la atención a llamados de emergencia implica responsabilidad penal para los servidores públicos involucrados.

Deje su comentario

Asegurese llenar los campos marcados con (*) donde se indica. No se permite código HTML.